El mayordomo, convencionalismo puro y duro

Hablemos sobre ‘Lee Daniels’ The Butler’. Una mirada a la vida de Cecil Gaines (Forest Whitaker), mayordomo jefe de la Casa Blanca durante el mandato de ocho presidentes (1952-1986), lo que le permitió ser testigo directo de la historia política y racial de los Estados Unidos.

Image

La trama tiene un enorme potencial, gran potencial que muchas veces se queda en algo superficial. Lee Daniels utiliza bien sus armas y busca conmover al espectador. En algún momento del desarrollo lo consigue, pero si vemos más allá la historia es bastante convencional.

Forest Whitaker, impertérrito, interpreta a Cecil, un mayordomo que va a escalando posiciones en la Casa Blanca hasta convertirse en mayordomo jefe. Su personaje no solo es el protagonista, sino también el hilo conductor sobre el que gira la trama del resto de personajes. Su historia está bien construida, al igual que su relación con su mujer (Oprah Winfrey) y el caos interno en el que ésta se ve inmersa, y se sostiene gracias a la buena interpretación del actor.

Pero Lee Daniels (‘Precious’) no arriesga y eso se nota en la historia del hijo del mayordomo. Sin duda la trama más relevante del film, aunque no la principal. Gracias a él, se le permite al espectador recorrer varios momentos decisivos en la historia de América, como los movimientos civiles del siglo XX en los que se clamaba por la igualdad de las personas de raza negra. Su hijo desde la adolescencia hasta la madurez, pasa de ser un “Black Panther” a lograr un escaño, pretensiones que ansían reflejar el bagaje de los afroamericanos en EE.UU. Un tema demasiado complejo para apenas obsequiar al público con unas cuantas pinceladas.

Image

La historia tiene aptitudes suficientes para brillar pero no lo consigue, haciendo que los 132 minutos de metraje se hagan pesados.

No es para nada una mala película pero sí muy convencional. Muestra lo necesario para conquistar al público pero no lo suficiente para que este salga extasiado de la sala. Una pena porque hay material suficiente para lograrlo.

En lo que llevamos de 2013 hay bastantes películas que sobrepasan en calidad a ésta pero desde su estreno se nos presentaba como “la primera gran contendiente a la carrera por el Oscar“. Y es que su productor es Harvey Wenstein. Así, sin ninguna duda estará presente en la carrera como ya vaticinaba su cartel, pero como mucho logrará la nominación y algún premio para la omnipresente Oprah.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s